Gourmet Luxury Life

Ser Casasandra es un espacio íntimo en la isla de Holbox. Rodeado de arte, donde la combinación de servicio personalizado y ambiente acogedor crean el lugar perfecto para pasar momentos especiales.

Gourmet Luxury Life, encuentras sosiego, luz, alma, presencia y lujo. Lo contemplativo nace de la organicidad, el juego y la conexión con los elementos naturales, la luz y la sombra, el agua, los reflejos, el   fuego, metal. La conexión exterior –  interior. La integración de la arquitectura, el diseño, la naturaleza y el arte como un todo.

Escapada romántica

Aguas color turquesa, playas de arena blanca, mojitos en cocos de nuestras palmeras, servicio personalizado y ambiente acogedor hacen de Ser Casasandra un refugio para los sentidos. Lugar idóneo para una escapada romántica.

Mente, cuerpo y alma renacen en armonía junto a la belleza natural de la isla. La única manera de entenderlo es vivirlo. Escapar del bullicio, olvidarse de las cosas irreales a las que damos un erróneo valor. Encontrar un espacio para amarnos y admirar la naturaleza en su esplendor. Una escapada romántica única para ti!

Propuesta de matrimonio en Ser Casasandra

Hay lugares que desde el primer momento inspiran a enamorarse. Lugares que te llegan al corazón. Una propuesta de matrimonio tiene que ser especial. ¡Has encontrado el lugar ideal pedirle a quien amas que camine contigo!

Dar es lo mismo que recibir y lo sabemos en Ser Casasandra. Amar es la primera elección que hacemos cuando somos conscientes. Elige a la persona con la que compartirás el camino como un ser lleno de luz y bondad; no como el personaje idílico que construimos. ¡Esta propuesta de matrimonio única está diseñada para ti!

Tiburón Ballena en Holbox

A las aguas cálidas  de Holbox llega la visita cada año del pez más grande del mundo nombrado Rhincodon typus (o tiburón ballena). Este gigante del océano se alimenta tan solo de plancton, microorganismo que en las noches ilumina las aguas de la isla Holbox. Fenómeno llamado bioluminiscencia y más que una reacción de la naturaleza, parece magia.

Entrar al agua, y descubrir que estás nadando junto a un pez que puede medir hasta 20 metros, es un verdadero torrente de adrenalina, ¡Una experiencia maravillosa!